¿Quién soy?

Me llamo Miguel Rodriguez

Soy licenciado en Ciencias del Deporte por la Universidad de Granada y Experto Universitario en Coaching Deportivo por la Universidad de Málaga, además de coordinador y docente por la Universidad de Granada en los cursos de Diplomado de Posgrado en Competencias de Coaching para Educadores, en Coaching Deportivo Experiencial y en Healt&Wellness Coaching.
También participo como coordinador y docente de los cursos realizados a través del Centro Mediterráneo de la Universidad de Granada de “Preparación Física en el medio Natural Nivel 1 – Nivel 2”, de “Supervivencia y Buskraft (autosuficiencia) Deportiva y Educativa” , “Coaching Experiencial en la Naturaleza” y docente en el curso por la Facultad de Ciencias de la Educación de “Educación y Consciencia”.
Profundamente comprometido en mi propio desarrollo personal desde hace más de 25 años, a través de trabajos sobre Inteligencia Emocional, Constelaciones Familiares (Hellinger), Chamanismo Transcultural (Michael Harner) y Psicología Junguiana ( Irene Goikolea), todo ello experimentado e integrado en la vida cotidiana de la comunidad intencional Amalurra.
Durante toda mi vida he estado vinculado a la naturaleza, lo cual me llevó, en lo deportivo, a iniciarme en la práctica del alpinismo y al desarrollo de una metodología de entrenamiento en íntima conexión con el medio natural, y en mi desarrollo personal, al contacto experiencial con las tradiciones chamánicas tanto de Norteamérica como Sudamérica.
Desde mi experiencia, más allá del conocimiento teórico, lo que habilita realmente para facilitar o acompañar a otras personas en su proceso de autodescubrimiento y desarrollo personal, es el trabajo interno realizado por el propio facilitador o coach y su compromiso con dicho trabajo, no es el conocimiento intelectual ni la adquisición de técnicas o títulos lo que en última instancia te otorga el discernimiento, sino la experiencia de haber recorrido e integrado en la célula tus propios laberintos internos, es entonces cuando puedes facilitar que otros encuentren el hilo de Ariadna que les permita hallar su propio camino en pos de sus objetivos.